La buena estrella de un motivador

Leyendo sobre las diferentes razones por las  que las personas desarrollan sus post  me sentí totalmente identificada al saber que muchos lo hacen  por pasión, sintiendo  la necesidad  de expresar  aquello que llevan dentro, a lo mejor durante mucho tiempo.

Recapacito, después de un mes, llegando a casa muy agotada, si era factible continuar con el blog;   entonces es que valoro la gran satisfacción proporcionada  por   los artículos anteriores, a pesar de cierta  inseguridad  que poco a poco  se va disipando  con  las opiniones  sinceras de los seres cercanos.   Reflexiono: mi motivación .

las (3)
¿Y por qué da clases un formador,  cuál es su motivación?  impartir sus  conocimientos, percibir unos ingresos, en primer lugar,  pero   ¿qué más nos transmite?

-Clases amenas y con humor, combinación perfecta

– Convertir una especialidad compleja en apasionante

-Creer en los seres humanos que le rodean

Asegurar al alumnado que cuando se termine la formación estarán totalmente capacitados para dedicarse a ello, infundir confianza

-Emanar  buena energía y luz,  de sabiduría, quizás.

“Debo mencionar los casos más importantes en los que la gravedad tiene un efecto real sobre el universo y  uno de los más interesantes es la formación de nuevas estrellas”

  …..Un  profesor gran motivador,  al igual que una estrella, brilla con luz propia.

Abriendo mi mente

Por fin llegué a la tierra, pensaba que era lo más difícil, pero me engañaba, como le doy forma a este blog? si apenas conozco Word Press   empiezo a leer los tutoriales, pero aún así me cuesta, apenas sé dónde me he metido, pero hasta ahora no he eludido mis responsabilidades y leyendo los comentarios me he sentido animada y al mismo tiempo responsable. A veces  me he acostado preocupada pensando, y de qué escribo.  En realidad había tenido un hijo………..en  internet.

imagesesribiendo

Bueno, aquí  continuo  abriendo mi mente, como bien opinaba un lector, y a medida que pasan los días voy adquiriendo más consciencia de la importancia que tiene introducirse en la redes sociales, por favor,  no trato de convencer a nadie, si bastante tengo con YO, es un proceso según cada cual, para mi es y sigue siendo muy lento.

“Para él,  la satisfacción por el descubrimiento estaba allí  incluso si lo que descubrías ya era conocido para otros. Estaba allí incluso si todo lo que tú estabas haciendo era reproducir el resultado del algún otro  a tu propia manera. Y estaba allí incluso si tu creatividad está en jugar con tu propio hijo. Era una autosatisfacción. El foco de atención de Feynman era interno, y su foco interno  le daba libertad”.

“El arco iris de Feynman”, Leonard Mlodinow

Viajando por mi experiencia

Recién comencé un Curso de Redes Sociales, después de tanta  resistencia a incursionar en estas nuevas tecnologías. Es que ahora cuando te encuentras con alguna amiga, en vez del saludo  del hola qué tal,  de hace unos años se pasa directamente al ¿tienes Facebook o Whatsapp? y siempre respondo con un triste no, casi me siento como si viviera  en una galaxia paralela.  Y no es que no navegue por internet, más de una duda que he aclarado en algún foro, pero siempre como espectadora, no   si por timidez, y las pocas veces  que he querido opinar o decir sencillamente me gusta, sale una nota – debes estar registrada- , y ahí termina mi relación con la página accedida.

Pues lo primero fue abrir una cuenta en Facebook, para mi, la mas temida, pero al ir viendo que en cada dato que introducíamos daba la posibilidad de configurar la privacidad como público, oculto o privado ya me fue interesando; la idea de comunicarme con otras personas incluidas familiares y amigos ya no parecía tan arriesgada.

Twitter enseguida me gustó, me hice seguidora, primero de mis compañeros de clases, después de programas de la tele y artistas preferidos y a continuación ya tenía seguidores, ya me sentía casi famosa.

You Tube, después de ver algunas de sus funciones, realizamos un vídeo, de pocos segundos y con plantillas contenidas en el sitio, añadimos fotos y música, icono PUBLICAR y hala ya teníamos nuestro primer corto en la red, pues como si de una cría de 4to de primaria se tratara, emocionadísima  había hecho mi primer “film”.

Al día siguiente al revisar los twits en casa, uno decía traer currículum, le tocaba el turno a Linkedin el cuál al aplicar la teoría antiquísima de los 6 grados de separación, permite llegar a más personas de las conocidas para buscar empleo, además de mantener tus datos profesionales y de estudio actualizados, permite incluir cualidades personales, y que sean confirmadas por otros, detalle  que puede ser determinante en estos momentos en que el mercado laboral  es tan competitivo.

No habíamos terminado con ello cuando nos pidieron pensar en un tema para un blog y aquí estoy en mi último día de curso intentado comentar mi experiencia con WordPress, puedo decir  que por fin diviso la Tierra, ya no me siento tan distante, por fin aterrizo y no como simple observadora, ahora puedo dar las gracias a RANDOM, la academia que me ha permitido el viaje, agradecer a más de un compañero, y por qué no, a todos, sin ellos y sin el profesor no hubiera sido posible. He leído por algún sitio que un blog contribuye al diálogo, incrementa la creatividad y que quizás con el tiempo se puede encontrar algún fan o no, pero lo más importante para mi sería saber que pueda llegar a otros, que como yo, hace 10 días no se atrevían a incursionar en estas Redes Sociales.

PARACAIDAS